Animales de apariencia inofensiva

Lo animal, esa marca aparentemente inhumana, recorre las páginas de esta  colección de cuentos en la que Yolanda Arroyo Pizarro, con trazo  minuciosamente maquiavélico, nos enfrenta a la desacralización de lo aparente y deja a la vista, de la manera más descarnada, cómo a través de la historia y hasta nuestros días se han naturalizado el racismo, la violencia, la mentira, la disfuncionalidad, la manipulación y los abusos de poder.

En Animales de apariencia inofensiva la vida cotidiana parece transcurrir con la tranquilidad de una tarde caribeña; sin embargo, tras ese follaje de palabras bien tejidas e imágenes deslumbrantes, asoman el orgullo y el dolor, la dignidad, la infamia y muchas de las caras de la ilegalidad. Todos los tiempos confluyen en un lapso tan parecido al pasado como a cualquier futuro posible, leyendas atesoradas en las cabezas de las abuelas, rituales aborígenes y otras iniciaciones y prácticas colindantes con el peligro e, incluso, con la muerte.