Nueva edición de Terrazo

(…) Nos identificamos con la rebeldía de El Josco, la
indignación del negro Domingo en Bagazo y el dolor de la
Susana ante la muerte de su niño enfermo. También comprendemos y sentimos el gran amor del campesino por la tierra que le da el sustento, a pesar de que es duro trabajarla, y por los animales que lo acompañan y lo ayudan en sus tareas cotidianas y que aparecen muy humanizados. (…)no hay duda de que la obra cumbre de Abelardo es
Terrazo, un libro escrito con el corazón y la sensibilidad de
un poeta y un auténtico cristiano que sufre y padece por los
más humildes y se identifica con ellos. Así el autor nos
presenta las difíciles condiciones económicas que vivían
nuestros jíbaros y denuncia las injusticias sociales que
padecían, pero lo hace desde una perspectiva
profundamente humana, sin fijarse únicamente en la
pobreza, sino también en los seres humanos que la
padecen…